Seleccionar página

Te explicamos cómo usar las redes sociales de tu negocio para que sean un éxito

Actualmente la mayoría de negocios y empresas tienen una representación en las redes sociales, sector que a medida que pasa el tiempo está adquiriendo cada vez más fuerza, hasta el punto de que si estas no tienen ningún perfil en internet, difícilmente son reconocidas por la audiencia. Está bien tener un perfil en redes, pero el verdadero propósito es saber que metodología seguir para obtener beneficios con ello. ¿Quieres saber cómo lograr el éxito en las redes? Sigue estos 4 consejos que te brindamos a continuación y verás que la llegada de los beneficios solo será cuestión de tiempo.

1. Branding (cara de la empresa)

  • Colores corporativos fijos, no cambiarlos.
  • Misma tipografía o similares.
  • Tener en cuenta tu target. (hombres de 25 a 55 años, mayormente usuarios de móvil).
  • Tener claro el tono y la manera de expresarse.
  • ¿Cómo habla tu negocio?

 

Ejemplos de Branding en RRSS:

Nuestro objetivo principal a la hora de hacer branding en redes sociales es dar a conocer al público la visión y valores de la empresa en todas las comunicaciones, es decir, la personalidad de la misma, logrando así que la gente asocie nuestra marca a términos positivos, tales como credibilidad, confianza, entre otros. Con nuestras redes podremos interactuar con nuestros seguidores a la vez que promocionamos la marca, aumentando de esta manera nuestro engagement y generando tráfico a la web. Algunos ejemplos son:

  • Facebook: permite una buena exposición de marca gracias a Fb Ads.
  • Twitter: resulta una buena oportunidad para integrar con el sitio web debido a su gran viralidad.
  • Instagram: herramienta perfecta para mostrar cercanía con los seguidores, a través de stories, lives o reels.
  • Tiktok: permite potenciar tus estrategias de conversión a través de TikTok Ads, espacio donde puedes configurar publicidades para tu empresa.
  • Youtube: plataforma perfecta para proyectar la empresa, de modo que podrás mostrar los productos, la imagen y la personalidad que definen a tu negocio.

 

2. ¿Qué ofreces? (no todo es vender)

  • Ofrecer un contenido de valor.
  • Interactuar con la audiencia.
  • No te dediques exclusivamente a la venta de tu producto.
  • Aporta consejos, trucos o guías que le puedan resultar útiles a tu target.
  • Fideliza a tus seguidores a base de ofertas o descuentos de entre otros.

 

Cómo ofrecer contenido de valor:

Uno de los métodos con el cual podemos hacer que nuestra empresa ofrezca un contenido deseable para la audiencia es creando títulos o mensajes irresistibles para que los usuarios escojan nuestro contenido por delante del resto. No obstante en este método se tiene que cumplir con las expectativas generadas, si no el efecto puede resultar negativo. Se pueden crear títulos llamativos de muchas maneras, las cuales son:

  • Generar curiosidad y/o suspense.
  • Usar listas, números, porcentajes y datos.
  • Hacer preguntas que capten la atención de tus seguidores.
  • Utilizar verbos de acción.
  • Apelar a las emociones del lector.
  • Apelar a los deseos y necesidades más básicos.
  • Hacer que los lectores se sientan identificados.
  • Crear sentimiento de urgencia.
  • Usar el humor como fórmula antispam.
  • Mantén el foco de atención: usa mayúsculas, emojis y negritas.
  • Hay que diferenciarse del resto, se único.

3. El vídeo, método más dinámico

  • Consigues mayor conexión con la audiencia.
  • Mensaje más claro y preciso.
  • Utiliza herramientas como IGTV, YouTube o TikTok.
  • Emprender, innovación, digitalización, programación. (contenido de la empresa).

4. Análisis y optimización

  • Analiza todos los datos de tu redes.
  • Ver cuando visitan más tus publicaciones.
  • Revisar quien te está siguiendo.
  • Optimizar tu estrategia dentro de las redes.
  • Aprender el comportamiento de tus seguidores.

Métricas más importantes

Reciben el nombre de métricas aquellos objetivos marcados por la empresa y los cuales presentan una estrategia detrás. Estos se identifican a través de la regla SMART, la cual sus siglas corresponden en inglés a las características que debe de tener un objetivo: específico (S de specific), medible (M de measurable), alcanzable (A de achievable), realista (R de realistic) y limitado a un período en el tiempo (T de time-bound). Hay 7 métricas de redes sociales las cuales son imprescindibles para saber si tu estrategia social está dando sus frutos:

  1. Número de seguidores: En este aspecto no solo hay que tener en cuenta la cantidad de followers que presenta tu cuenta, sino también quienes son, es decir, cantidad y calidad.
  2. Alcance: Se dedica a medir el número de personas que han visto un contenido ,o mejor dicho, el número de personas que en algún momento lo han tenido en sus pantallas.
  3. Impresiones: Es similar al alcance, solo que también tiene en cuenta las diferentes ocasiones en que un mismo usuario ha visualizado el contenido. Estas son relevantes para calcular el Click Through Rate (CTR).
  4. Engagement: Se refiere al número de interacciones, es decir, a los likes, shares, retuits, comentarios, etc. Es una métrica muy importante, dado que de un vistazo muestra si ese contenido resulta interesante o si la empresa aporta valor a sus seguidores.
  5. Menciones: modo para detectar si la empresa es popular en las redes sociales. Al igual que los seguidores, esta métrica es interesante tanto en cantidad como en calidad.
  6. Conversiones: Métrica que determina cuantos seguidores compran finalmente el producto que buscamos promocionar, es decir, cuantos se acaban convirtiendo en clientes de la empresa. Con este dato se facilita mucho el calculo del Return Of Inversion (ROI), el cual determina la cantidad de dinero recuperada después de lanzar la campaña.

Sentimiento: Se refiere a las emociones que genera un contenido en su audiencia, tales como si les gusta, causa emoción o, por el contrario, disgusta o genera enfado. Resulta muy útil para conocer la imagen que está transmitiendo la empresa y si sus productos y servicios cumplen con las expectativas.

Siempre se puede probar y experimentar hasta dar con la que mejor se ajusta a nuestras necesidades. Además, no debemos limitarnos a ver cómo lo estamos haciendo nosotros, dado que también nos puede interesar cómo le va a la competencia.


Si te ha gustado este artículo no dudes en compartirlo para hacérselo llegar a más gente. ¿Tienes dudas al respecto? Dejánoslo saber en la sección de comentarios y nos encargaremos de ayudarte a resolverlas

Si te ha gustado este artículo también te gustará: